ESTOY AQUÍ PARA GUIARTE Y AYUDARTE A QUE LO CONSIGAS

Terapia sexual

Terapia Sexual

La mayoría de nosotros, en algún momento de nuestra vida, hemos tenido un problema, un tabú, un complejo o un prejuicio relacionado con la sexualidad. Es tan normal como tener una gripe. La sociedad, las pantallas y la propia familia no nos suele educar para tener una sexualidad sana. Acabamos teniendo pequeños desajustes en la forma de expresar nuestros deseos o interpretar los del otro, nos exigimos o exigimos al otro misiones imposibles, ocultamos aquello que no entendemos,… y esto puede acabar provocando algunos de los problemas sexuales más cotidianos.

En mi terapia sexual pretendo que puedas obtener aquella información y orientación qué estás buscando para poder disfrutar de tu sexualidad.

¿En qué consiste mi Terapia Sexual?

Mi forma de trabajar en terapia sexual busca poder ayudarte a solucionar tus problemas sexuales, que sin tener una raíz física, te afecta de modo individual o en pareja. Además, puede prevenir disfunciones futuras y mejorar tu conocimiento sexual y erótico, mejorando así tu calidad de vida.

Es un trabajo personal ameno, distendido, donde el tema sexual se trata con total confidencialidad, discreción y naturalidad. En mi terapia sexual no juzgo tu persona ni tu comportamiento, simplemente te escucho y comprendo qué es lo que está pasando, para así poder intentar ayudarte en tu objetivo.

La terapia sexual, se suele considerar una terapia breve (si no hay otros problemas graves asociados), pues en pocas sesiones se suelen aliviar los síntomas. Esto suele deberse a que la mayoría de los problemas de índole sexual vienen por desconocimiento o falsas creencias. Por lo tanto, unas cuantas sesiones de información y asesoramiento sexual suele bastar.

¿Cuándo acudir?

Como muchas de las dificultades encontradas en el tema sexual, suelen existir por desconocimiento, falsas creencias, exigencias personales o ansiedad y emociones parecidas. Lo ideal, sería ir a terapia sexual a informarnos cuando empezamos a sentir las primeras preocupaciones.

En general, a terapia sexual se acude por cualquier duda o disfunción relacionada con la sexualidad. No es necesario querer tratamiento para ir a sesión e informarse. Puedes acudir para encontrar aquella información u orientación que estas buscando para poder disfrutar con plenitud tu vida sexual.

¿Qué consultar?

Algunas de las personas que buscan terapia sexual suele ser por temas relacionados con trastornos en el deseo sexual, inapetencia, problemas de excitación, trastornos de orgasmo, eyaculación precoz, problemas para conseguir y/o mantener una erección, mitos sexuales, prejuicios, tendencias sexuales,…

¡Necesito tu ayuda!